Medicamentos con alcohol: las interacciones más peligrosas

Los medicamentos no sólo interaccionan con otros medicamentos, también lo hacen con alimentos y por supuesto con el alcohol

Cuando hablamos de alcohol, hablamos de una droga legal y socialmente aceptada, pero al fin y al cabo de una droga que produce depresión del Sistema Nervioso, y que produce efectos a nivel digestivo, metabólico y muscular.

Estos efectos dependen mucho de la cantidad y frecuencia con la que se consuma y siempre has de tener presente que el consumo elevado de alcohol está asociado a múltiples problemas. Tanto a nivel hepático, cerebral e incluso a determinados tumores, y que por tanto, no hay un consumo de alcohol saludable.

El alcohol es metabolizado a través de una enzima llamada Alcohol DesHidrogenasa (ADH), que ejerce su acción a ritmo constante generando como producto intermedio Acetaldehido, que a su vez se transformara en acetato por la enzima Aldehído DesHidrogenasa.

Tipos de interacciones de medicamentos con alcohol

  •       Aquellas en las que el alcohol modifica el efecto del medicamento, bien potenciando o disminuyendo su efecto.
  •       Interacción en la que el medicamento modifica el efecto tóxico del alcohol.

Interacciones en las que el alcohol POTENCIA el efecto del medicamento o las reacciones adversas de estos:

  • Benzodiazepinas ( Lorazepam, Diazepam, Lormetazepam…)

Uno de los grupos de medicamentos más consumidos en España. En este caso el alcohol potencia los efectos depresores del SNC de estos fármacos.

  • Ácido Acetil Salicílico

Entre los efectos adversos más conocidos de este fármaco está su gastrolesividad, pues su consumo junto con alcohol potencia su capacidad de producir úlceras gástricas.

  • Antihistamínicos

Si son consumidos con alcohol, pueden producir una alteración significativa de la función motora y mental.

  • Metformina

El alcohol es capaz de potenciar su efecto farmacológico, su efecto hipoglucemiante y también la acidosis láctica que está asociada al consumo de este medicamento.

  • Paracetamol

Uno de los efectos adversos del Paracetamol es la toxicidad a nivel hepática, en alcohólicos esta toxicidad se ve aumentada.

Interacciones en las que el efecto del medicamento se ve disminuido:

  • Warfarina: 

La interacción con el alcohol altera su efecto, y lo disminuye.

  • Antibióticos

El consumo de alcohol va a disminuir el efecto de algunos antibióticos, los pertenecientes al grupo de las Quinolonas como el Ciprofloxacino o el Norfloxacino y los del grupo de Macrolidos como la azitromicina o la eritromicina.

 Interacciones en las que el fármaco POTENCIA el efecto tóxico del Alcohol:

  • El Paracetamol y las Benzodiazepinas: potencian el efecto hepatotóxico (paracetamol) y depresor del SNC (benzodiazepinas) del alcohol.
  • Clorpromazina, medicamento usado como antipsicótico. Si se toma junto con alcohol se potenciarán los efectos depresores de ambos e incluso puede ocasionar síntomas extrapiramidales en ciertos pacientes susceptibles (temblores, movimientos anómalos de cara y mano, agitación…)
  •  Isoniazida: medicamento usado como antituberculoso. Su toma también potencia los efectos del alcohol.

Interacciones en las que se aumenta la absorción del alcohol:

  •  Anticolinérgicos·        
  • Antiulcerosos, como la Ranitidina o cimetidina
  • Metoclopramida, usado como antiemético.

Como puedes comprobar, existen muchas y muy variadas interacciones de medicamentos con alcohol, algunas de ellas pueden llegar a ser potencialmente muy peligrosas. 

Así que el mejor consejo que os puedo dar como farmacéutico, es que evites el consumo de alcohol junto con medicamentos, y te ahorrarás muchos problemas.

Comparte este artículo con tus contactos y en tus redes sociales para alertar de estos problemas con los medicamentos y el alcohol.

Artículo escrito por Pablo García, farmacéutico @medicadoo

 

COMPARTIR EN REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *