Las manchas en la piel dejan su huella tras el verano, ¿cómo eliminarlas?

El otoño siempre es una época estupenda para eliminar los rastros del verano. Especialmente de esas antiestéticas manchas en la piel que nos han salido o han empeorado debido a la sobreexposición al Sol. En la farmacia podemos encontrar diferentes soluciones de tratamientos despigmentantes. 

Vayamos al origen: ¿por qué se producen manchas en la piel?

El “color de la piel” está determinado por la distribución uniforme a lo largo de todo el organismo de una sustancia llamada melanina. Se trata de un pigmento que tiene la función de protegernos de las radiaciones solares y que se forma en unas células llamadas melanocitos. 

Nuestro organismo fabrica dos tipos de melanina:

  • Melanina Eumelanina: De color pardo o negro, que proporcionan las coloraciones más oscuras. Además son las más abundantes entre los seres humanos.
  • Melanina Feomelanina: De color amarillos o rojizos y que producen las coloraciones más claras en la piel.

Cuando nos exponemos a la radiación solar se activan los procesos de formación de melanina en los melanocitos. La tirosina se transforma en DOPA gracias a la enzima tirosinasa. Posteriormente la DOPA en Dopaquinona, y esta a su vez puede transformarse en Eumelaninas y Feomelaninas.

Estos pigmentos formados por los melanocitos, se transportan en los melanosomas hasta capas superiores de la epidermis. Una vez ahí, se acumularán para ejercer de elementos protectores de los queratinocitos y, además, determinar el color de nuestra piel.

El número de melanocitos es prácticamente el mismo en todas las razas del ser humano. La diferencia de color vendrá dadas de la actividad de estos melanocitos, que es mayor en las razas de piel más oscura.

Pues bien, cuando esa melanina se acumula en diferentes puntos y de manera irregular aparecen las manchas o hiperpigmentaciones. Estas son debidas tanto a la respuesta del organismo a la radiación UV como a estímulos de muy diferentes tipos que pueden ser:

  • Hormonales, debido al uso de medicamentos.
  • Respuesta a reacciones inflamatorias.
  • Debido al envejecimiento del organismo.
La formación de la melanina está regulada por los rayos UV, estímulos hormonales y por factores hereditarios.

Vayamos a la práctica: ¿cómo podemos evitar las manchas en la piel?

El uso de protección solar a diario es el mejor método para la prevención de estas hiperpigmentaciones. 

Se sabe que la radiación solar y más concretamente la radiación UVA está implicada no solo en el bronceado. Sino que también lo está en la generación de estas hiperpigmentaciones irregulares.

Además es importante saber que la intensidad de la radiación UVA que nos llega es estable durante todo el año. A diferencia de la radiación UVB que es más intensa en verano. 

Por lo tanto, el uso de protección solar durante todo el año es uno de los mecanismos de prevención de manchas más efectivo. Y esto se debe a que la capacidad del Sol para generar manchas en nuestra piel permanece estable durante todo el año.

Lo realmente efectivo para eliminar las manchas:

La mejor opción para eliminar las hiperpigmentaciones va a ser el uso de productos que incluyen en su fórmula lo que se conoce como despigmentantes. Estos despigmentantes pueden ejercer su acción a diferentes niveles:

Actuando a nivel de la Tirosinasa

Se trata de la enzima que transforma la Tirosina en DOPA y es un paso necesario para la formación de melanina. Actúan a este nivel activos como la Hidroquinona, el ácido kójico, la vitamina C o el ácido azelaico.

Bloqueando el transporte de melanina

Evitando que lleguen hasta las capas superiores de la epidermis por medio de los melanosomas. Actúan a este nivel activos como la niacinamida.

Eliminando directamente la melanina acumulada

Como elemento de protección celular. Este es el caso de los exfoliantes como los AHA y BHA (alfahidroxiácidos y betahidroxiácidos). O de activos que favorecen la renovación celular de las capas superficiales de la epidermis como los retinoides.

Si se va a iniciar un tratamiento despigmentante se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • No debes desesperar. Los resultados suelen tardar en verse. Se aconsejan tratamientos de 2-3 meses. Si pasado este periodo no hay resultados evidentes hay que acudir a un Dermatólogo para que valore otros tratamientos.
  • Si el resultado obtenido es el esperado… no debes confiarte. Incluso puedes llegar a mantener el tratamiento despigmentante con una posología menor a modo de mantenimiento. Y, sobre todo y fundamental, usando un protector solar durante todo el año.
  • Evitar los factores que desencadenen o agraven las manchas. Como puede ser la toma de determinados medicamentos, la exposición excesiva y sin protección al Sol o la realización de determinados procesos estéticos, como la depilación facial con cera.
  • Muchos de estos tratamientos despigmentantes tienen un efecto irritante sobre la piel. Especialmente al inicio de los tratamientos. Por eso, y salvo indicación contraria del fabricante, lo mejor será usar estos tratamientos por la noche y evitar la exfoliación.

Artículo escrito por Pablo García @Medicadoo

Puedes encontrar más artículos de nuestro experto en su perfil

COMPARTIR EN REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *