Los probióticos y sus beneficios para la salud

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del hospedador. Y es justamente este beneficio sobre la salud la cualidad imprescindible para que un producto pueda considerarse probiótico. Por tanto, es importante tener en cuenta que no todos los productos con microorganismos vivos son probióticos. Los probióticos más estudiados, y por tanto utilizados, incluyen bacterias de diferentes géneros (Lactobacillus Bifidobacterium, Streptococcus y Enterococcus) así como levaduras (Saccharomyces). 

Microbiota y Probióticos 

La microbiota (población microbiana presente en los diferentes ecosistemas del cuerpo) cumple funciones de protección frente a la colonización por microorganismos patógenos. Además, interviene en procesos metabólicos como la fermentación de la fibra, la producción de determinadas vitaminas y la absorción intestinal. 

Los probióticos se adhieren a las mucosas contribuyendo a mantener la microbiota en equilibrio. Es el mantenimiento de este equilibrio o su restablecimiento en situaciones de alteración o disbiosis (como la que puede ser originada, por ejemplo, tras la toma de ciertos antibióticos) lo que confiere a los probióticos sus propiedades saludables. 

El valor de la cepa 

El valor de un probiótico lo dará la identificación a nivel de especie y cepa, así como el respaldo a través de estudios científicos de los beneficios que esta cepa en concreto tiene sobre un determinado problema de salud. Las propiedades de un probiótico son cepa-específicas y no se pueden extrapolar a otras cepas o problemas de salud. 

Dejamos la siguiente infografía para que compartas con tus pacientes o tus compañeros de farmacia

Evidencia de los probióticos 

Determinadas cepas probióticas han demostrado evidencia científica en: 

  • La prevención y tratamiento de la diarrea asociada a antibióticos.
  • El tratamiento de la diarrea aguda.
  • Prevención de la diarrea del viajero.
  • El alivio de algunos síntomas asociados al síndrome del intestino irritable.
  • La prevención de la aparición de infecciones vaginales por hongos tras la toma de antibióticos.
  • La modulación de la respuesta inmune en la dermatitis atópica. 

Además, actualmente se realizan investigaciones para determinar el efecto beneficioso de los probióticos en el incremento del potencial del tratamiento antibiótico en la erradicación del Heliobacter pylori, tratamiento de caries, así como de otras enfermedades periodontales y halitosis. 

La selección del probiótico adecuado al problema de salud específico que queremos solucionar es la clave para que obtengamos los beneficios asociados a su uso. 

Artículo escrito por Virtudes Roig , Instagram @elblogdepills

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *