Piel y cuarentena, cuídala aunque no uses maquillaje

Limpia bien tu piel en la cuarentena, ¡aunque no uses maquillaje!…para tener una piel perfecta no hay excusas

El cuidado de la piel del rostro es un imprescindible en nuestra rutina diaria, con y sin cuarentena. Ya hablamos anteriormente sobre las cremas anti polución, y en esta ocasión continuamos con la información sobre el cuidado facial. 
Seguro que a vosotros también os ha surgido esta duda. Estás confinado en casa, no sales a la calle, ni siquiera te da el sol, no te maquillas…entonces, ¿debo seguir limpiando la piel del rostro de manera específica? 
Rotundamente sí. Debemos seguir limpiando la piel, aunque no hayamos usado maquillaje, puesto que la limpieza, no sólo arrastra restos de este, sino también todas las sustancias que se hayan depositado sobre el rostro, y por supuesto, el exceso de sebo que generamos, especialmente durante la noche, así como el acúmulo de células muertas depositadas en nuestra epidermis.
Si queremos lucir una piel luminosa y uniforme, es importante limpiar el rostro, pero de una forma correcta,sin agredirla, respetando su pH y manteniendo su equilibrio lipídico.  Si empleamos únicamente agua y jabón, puede que sea demasiado agresivo para la piel del rostro y llegar a resecarlo.

Nuestra primera recomendación limpiar la piel: agua micelar

Nuestra recomendación para estos días de confinamiento: seguir manteniendo una rutina de limpieza facial con agua micelar, por la mañana y por la noche. 
Por la mañana para retirar el exceso de sebo, y toxinas generados durante el proceso de regeneración que nuestra piel lleva a cabo durante la noche. 
Por la noche para retirar cualquier resto cosmético, reequilibrarla y eliminar todas las posibles impurezas depositadas sobre la epidermis.
El agua micelar no sólo limpia, sino que reequilibra el contenido graso del rostro, mejorando su hidratación y su aspecto. Además, los tratamientos posteriores que apliquemos  sobre una piel limpia, penetrarán mejor y se incrementará su eficacia. Es más eficaz aplicar una crema más básica sobre una piel limpia, que una crema más completa sobre una piel cargada de grasa e impurezas que impidan que esta actúe. Marcas como Farline, nos ofrecen buena información sobre la correcta hidratación de nuestra piel.

Cómo aplicamos el agua micelar 

Con la ayuda de un disco de algodón, daremos ligeros toques por todo el rostro, sin frotar para evitar que esta fricción erosione la superficie de la epidermis.
En los ojos, deja actuar unos segundos los discos empapados en agua micelar  antes de deslizarlos hacia el lateral, siempre desde el lagrimal hacia el extremo del ojo.
No es necesario que te aclares la cara, pero si lo haces, aumentarás la sensación de limpieza.
Seca el rostro completamente, pero sin frotar ni arrastrar, hazlo suavemente.

Tras la limpieza, hidrata tu piel: sérum y crema hidratante

El agua micelar limpia y tonifica en un solo paso, por lo que en este caso el uso de tónico es completamente opcional. El siguiente paso será la aplicación de nuestra crema hidratante habitual.
Si queremos aportar un extra de hidratación, o bien tratamientos específicos, como por ejemplo anti-manchas, iluminadores, o anti-age, te recomendamos el uso de sérum facial antes de la crema hidratante.
Los sérum son cosméticos fluidos que nos aportan una alta concentración de activos, y lo más importante, van a hacer que estos activos penetren en las capas más profundas de la piel, allí donde van a actuar. Por eso son tan efectivos.
Para aplicarlo, es muy importante que se realice siempre sobre la piel limpia, y antes de poner cualquier crema. De lo contrario, la barrera protectora que ésta crea sobre la piel impediría la penetración del serum, y por tanto su eficacia. Aplicaremos 2 o 3 gotas, en frente, mejillas y barbilla, y extenderemos con suaves movimientos circulares y de alisamiento, desde en interior al exterior del rostro. Evita el contorno de ojos. Recuerda que el sérum no es sustitutivo de la crema, sino complementario. 

Limpia tu piel con agua micelar, aplica tu tratamiento con un sérum e hidrátala con una hidratante facial

Por tanto, una rutina básica para llevar a cabo a diario, para cuidar el cutis, mantenerlo libre de imperfecciones, hidratado, y prevenir las arrugas y otros signos de envejecimiento,  consistiría en una limpieza facial con agua micelar, sérum de tratamiento, y crema facial hidratante. Recuerda aplicarlos en ese orden.
Cuidarte durante el periodo de confinamiento contribuye a mantener unas  rutinas diarias, verte mejor, y aumentar tu autoestima. También te dejamos algunos consejos sobre cómo gestionar psicológicamente la cuarentena por el coronavirus, algo muy importante que nos ayudará a llevar mejor estos días de confinamiento en casa.
Y como siempre, si te parece interesante, ¡comparte esta información en tus RRSS!
Cristina López Cobollo
Dir. Técnica y Comunicación Farline
También te puede interesar nuestro artículo sobre protectores solares y el la importancia de la vitamina D.

COMPARTIR EN REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *