¿Es lo mismo limpiar que desinfectar las sillas de ruedas?

Dada la situación actual producida por la COVID-19, es fundamental mantener una correcta limpieza y desinfección de nuestras ayudas a la marcha, como son, las sillas de ruedas. Ya que es una fuente más de infección que debemos evitar.

Lo primero y más importante es usar siempre mascarilla que nos tape nariz y boca, mantener una distancia social de al menos 2 metros y desinfectarse con frecuencia las manos, lavándose con jabón o utilizando gel hidroalcohólico y evitar tocarse ojos, nariz y boca. En este artículo nos vamos a centrar en la importancia de desinfectar las sillas de ruedas u otros productos de apoyo en el día a día.

¿Es lo mismo limpiar que desinfectar las sillas de ruedas?

Definitivamente no, no es lo mismo. Al limpiar, eliminamos la suciedad de las superficies por lo que se reduce la cantidad de gérmenes. Sin embargo, con la desinfección, al estar utilizando productos químicos, matamos los microorganismos (como las bacterias) y reducimos el riesgo de propagar infecciones, pero no necesariamente limpiamos las manchas de la superficie.

Por ello, es  primordial limpiar la superficie de nuestra silla de ruedas o andador. Un buen complemento en tu bolso/mochila, es tener siempre toallitas desinfectantes o un paño con una solución desinfectante (disolución de agua con lejía es suficiente). Con el objetivo de limpiar todos aquellos elementos que posiblemente hayan estado en contacto con el exterior.

¿Qué debemos desinfectar de las sillas de ruedas?

¡Descárgate y comparte la siguiente infografía! Conoce las zonas principales que hay que desinfectar para prevenir el contagio de la COVID-19.

sillas de ruedas

Sillas de ruedas:

Es muy importante la desinfección de cubiertas, aros, reposapiés, reposabrazos, frenos y empuñaduras. Si el usuario necesita ayuda para manejar la silla es muy importante desinfectar la silla, con especial atención a empuñaduras y frenos cuando pasa de un cuidador a otro. 

Es muy importante secar cuidadosamente la silla después, para evitar la acumulación de líquidos. El agua y la humedad pueden oxidar la estructura de la silla.

Andadores:

En estos productos, hay que desinfectar las empuñaduras, ruedas, asiento y cesta; en caso de que lo tuviera. 

En conclusión, para frenar esta crisis sanitaria y protegernos de infecciones víricas es imprescindible  la utilización de mascarilla, respetar una distancia social. Por supuesto, es primordial llevar una correcta desinfección de nuestras manos y nuestras ayudas a la marcha que utilizamos en el exterior.

Artículo escrito por Rafael Lopez Guzmán Director Comercial Cuidado y Confort/Salud Animal

Artículos relacionados: ¿Cómo elegir el andador más adecuado para tu paciente?

 

COMPARTIR EN REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *