Desescalada: medidas higiénicas en espacios abiertos al público

Con el inicio de la desescalada comienza a su vez la reactivación de nuevas espacios abiertos al público. Ante ello, se ha establecido una política de limpieza y desinfección del lugar a tratar. Entre los cuales se incluyen los comercios y lugares de trabajo, entre los que figuran las propias farmacias.

Por otro lado, se puede proceder a la desinfección mediante la aplicación de productos virucidas por parte de personal especializado. Son muchos los municipios que están teniendo en cuenta el empleo de máquinas de ozono así como de lámparas de rayos UV. Ambas se consideran desinfectantes potentes contra el virus. Sin embargo, es necesario entender que conllevan riesgos y sólo deben ser empleadas por personal especializado.

Empleo de máquinas de ozono y lámparas UV como medida de limpieza de la desescalada

Máquinas de ozono

Según la OMS el ozono es el desinfectante más potente contra todo tipos de organismos. Es capaz de destruir numerosos virus, bacterias y hongos. Además, existen estudios que demuestran que elimina más del 99% de los virus en tan solo 20 segundos.

Sin embargo, puede provocar distintas lesiones respiratorias y oculares. Los riesgos del ozono para la salud dependen de la concentración y el tiempo de exposición. Aunque el uso de ozono para la esterilización de espacios abiertos al público todavía está en fase de evaluación, ya se está empleando incluso antes del inicio de la desescalada. Por lo que es necesario recordar medidas para su utilización:

  • No se puede aplicar en presencia de personas.
  • Los aplicadores deben contar con equipos de protección adecuados.
  • Ventilar previamente el lugar a desinfectar.
  • Controlar que no haya productos inflamables en el entorno.
  • Limitar las concentraciones, las personas no deberían exponerse a más de 0,1 miligramos de ozono por metro cúbico hasta pasadas las 8 horas

OZONO

Lámparas UV

El uso de lámparas UV para el exterminio de microorganismos es corriente desde hace tiempo. Especialmente en hospitales e industria previamente al confinamiento y la desescalada. Aunque la OMS desaconseja su utilización contra el coronavirus, con dosis suficientes, las lámparas UV tienen un alto poder germicida.

Existen tres tipos de radiación UV: UV-A (los más conocidos), UV-B y UV-C. Concretamente, los últimos son los empleados para equipos germicidas por su alta eficacia. Actúa directamente sobre el ADN provocando mutaciones y, finalmente, la muerte. Los virus y bacterias no tienen una “piel” protectora como nosotros por lo que la radiación los elimina o inactiva. 

Sin embargo, durante su uso no pueden haber personas o animales presentes en el radio de acción. Esto se debe a que, en dosis elevadas, la radiación UV-C puede generar daños o quemaduras en la piel así como daños irreversibles en la córnea ocular. 

RAYOS UV-C

Medidas de prevención de uso personal

Por otro lado, debemos ser conscientes de que, a nivel personal, tanto nosotros como nuestros pacientes, podemos aplicar unas medidas de higiene sencillas. Éstas son el uso de guantes y de geles hidroalcohólicos virucidas. Los cuales nos servirán como barrera en espacios abiertos al público donde el lavado de manos no es posible. Os acercamos algo más de información sobre estas medidas que podemos emplear durante la desescalada. 

Guantes

Los guantes, al igual que las mascarillas, actúan como medida de protección ante el virus. Sin embargo, no suponen una barrera absoluta. Es por ello que su uso no debe suplir al lavado de manos en ningún caso. Asimismo, es importante conocer cómo debemos usar esta protección, así como el modo de desecharlos. 

Destacamos tres tipos de guantes según el tipo de protección ante la exposición de agentes biológicos:

  • EPIs. Aparecerán marcados con el CE y cumplen con el Reglamento (UE) 2016/425 relativo a los equipos de protección individual.
  • Protección contra microorganismos. Marcados con la CE. No tienen número identificativo. Complen la norma UNE-EN ISO 374-1:2016.
  • Protección contra microorganismos + productos químicos. Marcados con la CE y el número identificativo del Organismo que realice el control de calidad del producto.

 

guantes

Geles hidroalcohólicos

Existen diferentes tipos de geles según su uso: cosmético y biocida. Los primeros tienen función limpiadora y/o higienizante, pero no antiséptica. Los geles biocidas tienen propiedades capaces de destruir y evitar la proliferación de los microorganismos.

Desde la OMS, se recomienda emplear este tipo de soluciones, como complemento al lavado de manos, debido a los siguientes factores:

  • La actividad microbicida es rápida y de amplio espectro.
  • Existe un riesgo mínimo de generar resistencia a los agentes antimicrobianos.
  • Su uso es apropiado en lugares apartados o con recursos limitados.
  • Fomenta una mayor frecuencia en la higiene de manos. 
  • Reduce al mínimo el riesgo a efectos adversos.

Existen diversas categorías dentro de los geles biocidas pero, frente a la pandemia ocasionada por el virus, los más adecuados son los virucidas. Estas son sus principales características:

  • Concentración de alcohol mayor al 70%.
  • Número de Registro de la AEMPS (Agencia Evaluadora de Medicamentos y Productos Sanitarios).
  • Norma UNE-EN 14476:2014+A1:2015: Antisépticos y desinfectantes químicos.. Esta es la norma que determina que el producto tenga actividad virucida.
  • Se recomiendan aquellas que tengan humectantes y/o aceites, ya que pueden resecar o irritar la piel.

 

Fuentes: OMS, La Vanguardia, OMS, Química y sociedad, Alicante Plaza, Ministerio de Sanidad, Dirección técnica Cofares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *