Ayuda a tus pacientes con el control de peso en farmacia

 

Llega el verano y el control de peso

Cuando el verano empieza a asomar nos venimos arriba y, al tercer día de calor, bajamos la ropa del verano del altillo. Es una tradición observar el mismo fenómeno inexplicable año tras año: la ropa ha encogido. No hay otra explicación: “esos pantalones que compré en julio ya no me valen, ¿debería hacer un control de peso?”

Así que hay dos opciones: renovar el vestuario o empezar la famosa ‘operación bikini’, recientemente rebautizada como ‘operación bikini-mascarilla’. Nos decantamos por perder esos kilillos que hemos ganado con alegría.

Por supuesto, esa pérdida de peso no sólo tiene connotaciones estéticas: un 38% de españoles tienen sobrepeso, lo cual repercute en su salud. Desde las farmacias, referentes en temas de salud para la población, debemos ayudar en cuanto podamos.

Iniciativas para el control de peso en farmacia

Muchas farmacias ya se han sumado a campañas de control de peso, alimentación y hábitos saludables, consiguiendo resultados positivos en los pacientes. En algunas cuentan con nutricionistas en el equipo o recurren a alguien externo que viene mensualmente a pasar consulta. La salud importa a los pacientes.

Además, los farmacéuticos podemos tomar a diario iniciativas sencillas pero muy útiles: 

  • La famosa báscula de la farmacia no sólo da “disgustos” (como dicen algunos), también puede aportar información sobre el porcentaje de grasa del paciente y el IMC.
Algunas personas olvidan los parámetros IMC y se centran solo en bajar peso, y es un error: una persona puede haber perdido grasa y mantener el peso; así que nuestro deber es explicarles y orientarles.
  • Realizar seguimientos: citar a pacientes o llevar una ficha personal de quien lo necesite para poder motivarlos con el cambio: “ánimo, Manolo, que vamos por buen camino”. Muchas personas abandonan dietas o no las cumplen porque no ven reflejados sus progresos o no están motivados: ayudémosles con metas a corto plazo.

  • Conocer la procedencia del aumento de peso: subir de peso tiene muchas causas y es importante conocer su origen para saber cómo abordarlas: no es lo mismo “engordar” por retener líquidos, que por comer en exceso por ansiedad. 
 Siguiendo nuestro criterio profesional, podemos intentar aconsejar algún producto como: relajantes para controlar la ansiedad, saciantes para evitar “comer por gula”, o estimulantes de la actividad para hacer deporte.

Con un poco de esfuerzo y ayuda de su farmacia de confianza, esa persona mejorará su salud y conseguirá sus objetivos. Y nosotros los nuestros: un paciente más sano y feliz.

Artículo escrito por Guillermo Martín Melgar vía Instagram

COMPARTIR EN REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *