La eficacia de los colutorios bucales frente al COVID-19

Una de las vías de investigación abiertas aunque todavía en fase preliminar nos indica que algunos antisépticos o colutorios bucales podrían ayudar a disminuir la carga viral en la boca. Esto serviría para colaborar a frenar la transmisión del virus.

La investigación de los colutorios bucales

La boca y las cavidades nasales son la principal puerta de transmisión de la COVID-19. Al principio de la pandemia comenzaron a surgir muchos mitos de enjuagues con vinagre que fueron desmentidos por la OMS a falta de evidencias científicas.

De ahí surgió la línea de investigación sobre la relación entre la correcta higiene bucal y la transmisión del SARS-CoV-2. 

Un estudio en el Colegio de Medicina de Penn State en EEUU y publicado en Journal of Medical Virology determina que algunos antisépticos orales y enjuagues bucales podrían reducir la carga viral en la boca y, de esta forma, ayudar a minimizar la propagación del coronavirus.

El doctor Craig Meyers, especialista en Microbiología e Inmunología, dirigió a un equipo de científicos que probaron en el laboratorio varios enjuagues bucales y nasofaríngeos con el objetivo de comprobar su capacidad para inactivar los coronavirus humanos, que son similares en estructura al SARS-CoV-2.

“Mientras esperamos a que se desarrolle una vacuna, se necesitan métodos para reducir la transmisión”, argumenta el profesor Meyers que ha dirigido el estudio.

¿Reducción del virus con colutorios?: resultados del estudio

En el estudio los investigadores han usado un sustituto del virus con características similares que provoca resfriados comunes.

Capacidad de neutralización

Para ello utilizaron soluciones de champú para bebés, varios enjuagues antisépticos de peróxido y varias marcas de enjuagues bucales. Se establecieron protocolos de actuación de 30 segundos, un minuto y dos minutos, antes de diluir las soluciones  para evitar una mayor inactivación del agente patógeno.

Los resultados se midieron en células vivas con diluciones de la solución. Con ello calcularon, contando las células que permanecían vivas, la cantidad de coronavirus humano que se neutralizó.

Virus inactivado en 30 segundos de contacto

Los resultados de la solución de champú que se utilizó, champú para bebés al 1 %, que suelen utilizar los médicos para enjuagar los senos nasales, inactivó más del 99,9 % del virus tras dos minutos de contacto. 

Varios de los enjuagues bucales y los productos para hacer gárgaras utilizados también fueron efectivos contra el virus, siendo muchos de ellos capaces de inactivar más del 99,9 % tras 30 segundos de contacto.

Siguiente paso: probarlo en pacientes positivos

Tras los resultados obtenidos, muy óptimos, se determina ya la siguiente fase del estudio. El siguiente paso será la realización de ensayos en pacientes COVID-19 y el objetivo conocer si los enjuagues bucales pueden disminuir de forma eficaz la carga viral. 

Si la utilización de estas soluciones lograra reducir la transmisión, aunque fuese en un 50 %, el hallazgo tendría un gran impacto en la sociedad.

Se destaca que es de gran importancia frenar la transmisión del virus mientras no haya vacuna. Además, señala que los productos que han utilizado en la investigación están al alcance de la mayoría de las personas y forman parte ya de su rutina diaria.

Otros ensayos clínicos por la misma vía

Aunque por el momento hay indicios para pensar que los enjuagues pueden tener algún efecto contra la COVID-19, deben realizarse múltiples estudios para comprobarlo.

Hay otro estudio realizado por el grupo ETEP y ‘Is the oral cavity relevant in SARS-CoV2 pandemic?’ y publicado en la revista Clinical Oral Investigations, llegaban a una conclusión parecida. 

Según este estudio el uso de colutorios bucales con povidona yodada o cloruro de cepilpiridino (CPC) podría ayudar a reducir la carga viral en la boca de los individuos infectados por COVID-19.

El estudio señala que el COVID-19 infecta cuando se une de manera específica a la proteína ACE2. Esta proteína, presenta en algunas células de nuestro cuerpo, está en gran proporción en la boca. 

¿Quieres conocer otros temas publicados en Mundo Farmacéutico?

Un 80% de los españoles reutiliza las mascarillas más de lo recomendable

Cómo elegir el andador más adecuado para el paciente desde tu farmacia

COMPARTIR EN REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *